Somaya y su hijo Aboude, sirios en Atenas

Somaya consiguió cruzar con Aboude, su hijo de 7 años, desde su país a Turquía.

 

Allí embarcó a Grecia en un bote hinchable y llegó a la isla de Quíos donde fueron retenidos en un campo militar. Como llegaron a Grecia tras el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía, no han podido participar en el programa de reubicación.

Ante la falta de alojamientos en los campos de refugiados, Somaya y su hijo viven en un antiguo hotel ocupado. Ella trabaja como intérprete ayudando a otros refugiados, y ambos esperan que Noruega les confirme la reagrupación familiar.

El sistema de acogida de Grecia se encuentra colapsado, y ante la falta de alojamientos Somaya y su hijo han tenido que irse a vivir a un antiguo hotel ocupado. Ahora ella trabaja como intérprete ayudando a otros refugiados y ambos esperan que se concrete el permiso de reunificación familiar que les ha concedido Noruega para poder recomenzar sus vidas.

 

 

* Puedes conocer el resto de Historias de Refugio tras el Muro de Mentiras

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies