Sainabou, superviviente de mutilación genital

Sainabou es una de las 200 millones de mujeres que ha sufrido Mutilación Genital , una práctica que sigue atentando contra la salud y los derechos de millones de mujeres y niñas en el mundo, especialmente en África, Oriente Medio y Asia.

 

Ella fue mutilada genitalmente cuando tan solo tenía 9 años, pero a día de hoy sigue recordando el dolor, los gritos y hasta “el corte de la carne”.  ¿Por qué lo hacen? asegura que es una medida de dominación: “controlan nuestra sexualidad, nos mutilan para controlar nuestra fidelidad”.

En 2017, tuvo que huir de Gambia cuando estaba embarazada de 8 meses porque según cuenta tenía problemas con su familia. “No podía estar allí, salí para protegerme a mí y a mi hijo. Por eso vine a España”, recuerda.

 

 

Sainabou insiste en la necesidad de proteger a las hijas de mujeres de Senegal, Malí o Gambia que viven aquí y al volver a sus países de origen las mutilan sin avisar a sus madres. “Imagínate una niña con 9 años, 2 años o 2 semanas de vida y la mutilan para controlar su sexualidad, eso es violencia. Si fuera ahora, no lo hubiera aceptado. Por eso tenemos que romper con la cultura del silencio y tenemos que luchar y seguir luchando para conocer nuestros derechos como mujeres y para sentirnos como mujeres», denuncia.

Ahora vive junto a su hijo de tres años en Valencia, donde trata de rehacer su vida con la ayuda de CEAR y ha encontrado en la cocina una de sus grandes pasiones gracias a la iniciativa de ‘Acoge un plato’. Su mensaje a todas las mujeres que sufren algún tipo de violencia por ser mujer es contundente: “Nosotras somos mujeres, tenemos derecho a decidir o elegir con quien queremos casarnos, con quien queremos vivir. Tenemos derecho a la educación, tenemos derecho a tener nuestros negocios, tenemos derecho a tener nuestras propias casas, tenemos derecho a tener trabajo”.

Ayúdanos.

Con una aportación de 10€ nos ayudas a proporcionar el material escolar para niños y niñas refugiadas