Nahid, iraní de 18 años en Atenas

Nahid  ahora tiene 18 años. Llegó a Grecia en barco, cruzando el Egeo desde Turquía, huyendo de la discriminación en su país, Irán, por su origen iraquí. 

 

La vida de Nahid parece ir muy deprisa. Quizás demasiado. Desde siempre sintió la discriminación en su país, Irán, por sus orígenes iraquíes. A los 16 años se casó y se divorció. Un año más tarde cruzó el Egeo desde Turquía para llegar a Grecia, con la ilusión de que si vivía en Europa podría estudiar.

Ahora Nahid tiene 18 años. La UE no admite a la iraní dentro de las nacionalidades que pueden optar a la reubicación en otro país europeo, así que no ha tenido otra opción que buscar refugio en Grecia. “Me dijeron que si no me daban el asilo volvería a Irán, pero cuando supieron que tenía 17 años me dijeron que podía quedarme”. Al menos esta vez, la edad jugó a su favor. Pero la Europa con la que soñaba Nahid ha quedado en eso: una ilusión. No solo no ha conseguido ir la escuela, los muros que se ha ido encontrando en el camino apenas le han dejado ganas de vivir.

 

 

 

*Puedes conocer el resto de Historias de Refugio detrás del Muro de Mentiras en este enlace.

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.

Uso de cookies

Esta Web almacena cookies en tu ordenador para mejorar nuestra página y para ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta Web como en otros canales online. Consientes la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puedes acceder a nuestra política de cookies para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies