Lia, una joven refugiada de sobresaliente

Una joven refugiada de Ucrania acogida por CEAR Andalucía logra el mejor expediente académico de Sevilla.

 

La joven refugiada ucraniana de 17 años Lia Motrechko, que ha recibido recientemente el premio al mejor expediente académico de cuarto de la ESO de Sevilla, a pesar de haber llegado a España con el curso empezado y sin saber el idioma, es el testimonio de que todo se puede conseguir con esfuerzo y animar a los niños que se encuentran en una situación similar a ser fuertes y a no rendirse nunca.

«El consejo que les doy a los niños refugiados es que no tengan miedo porque los compañeros y los maestros te ayudan y te apoyan en todo. No creo que yo sea un ejemplo, todos pueden estudiar bien en cualquier condición, con esfuerzo», señala la joven ucraniana.

Lia Motrechko tuvo que huir con su familia de la península de Crimea después de la ocupación de la misma en 2014 por las fuerzas armadas rusas que la ocupan hasta el día de hoy. Entonces tenía solo 12 años, «pero ya era consciente de lo que pasaba, de que Rusia siempre ha sido una amenaza para los ucranianos, ya había vivido una invasión», explicó más tarde.

En un primer momento se dirigieron al sur de Ucrania, donde se refugiaron cuatro años con la esperanza de poder volver.  Pero desde entonces Rusia ocupó la zona donde vivían y la familia se decidió a refugiarse en un país de la UE, llegando a Sevilla, donde fue acogida en un centro de CEAR Andalucía de la ciudad.

“Elegimos España, porque en primer lugar es un país democrático donde existen derechos humanos y libertad de expresión, lo cual es muy importante para nosotros”, comenta Lia.

El jurado de los premios del ayuntamiento de Sevilla ha considerado no solo el expediente académico de la alumna, sino también su integración en la escuela, en su entorno, así como el ser “ejemplo para otros de esfuerzo y de superación”. Un ejemplo como tantos otros de personas que han tenido que huir por razones de conflicto armado y que se esfuerzan y aportan su talento a nuestra sociedad.

ACTUALIZACIÓN: Ahora, casi tres años más tarde, Lia teme por el desarrollo de la tensión entre Rusia y Ucrania.  «Noto irresponsabilidad en ambas partes. Hablan del conflicto en Ucrania como una posibilidad, como si no hubiera ya una guerra desde hace ocho años», criticó en declaraciones recogidas por el diario Público.

«Yo tenía una vida feliz en Crimea. Pero de repente todo cambia. Y empezar de cero es algo muy duro«, advierte. «Es normal que la gente que no vive en las regiones del este de Ucrania también sienta miedo y huya a países europeos. Y ahora que la situación recuerda mucho a la 2014, seguramente vengan más», expone.

 

Ayúdanos.

Con una aportación de 10€ nos ayudas a proporcionar el material escolar para niños y niñas refugiadas