En Tierra de Nadie

Más de 68 millones de personas en el mundo se han visto obligadas a abandonar sus hogares para poner a salvo sus vidas y las de sus familias. En su huida, muchas quedan atrapadas ‘En Tierra de Nadie’, sin derechos y sin protección.

 

A lo largo de su trayecto migratorio atraviesan fronteras convertidas en espacios de “no derechos” donde la violencia y la impunidad se anteponen al respeto de sus vidas, su dignidad y sus derechos. A todo ello se suman las numerosas barreras existentes para obtener una adecuada protección e inclusión en los países a los que llegan.

‘En Tierra de Nadie’ pretende contribuir a la toma de conciencia de nuestra responsabilidad como sociedad de acogida. Queremos recuperar la atención de la ciudadanía, generando un entorno que nos permita parar a reflexionar y que potencie la solidaridad con quienes se han visto obligados a huir.

Solo poniéndonos en la piel de otro ser humano por un instante, poniendo un rostro a esa realidad, enfrentándonos al miedo a perder la vida, a la obligación de huir, a la angustia de lo necesariamente deseado e inaccesible, a la incertidumbre y a la restricción de movimientos, podremos entender la información, los datos, las estadísticas e imágenes ante las que corremos el riesgo de volvernos impermeables.

CEAR, a través del ‘Observatorio del Derecho de Asilo, las Migraciones Forzadas y las Fronteras’ financiado por la AEXCID, ha realizado misiones de observación en las fronteras de Grecia con Turquía, Italia con el Mediterráneo Central, España con Marruecos y México con Guatemala, en las que ha constatado la grave situación a la que se enfrentan las personas a lo largo de sus trayectos migratorios y la necesidad de dar una respuesta adecuada a esa realidad.

Sin derechos en las fronteras

Algunos datos que explican cómo se están vulnerando los derechos en las fronteras:

España: La respuesta de las autoridades ante el importante incremento de llegadas a costas españolas es “improvisada y arbitraria”, esto supone graves dificultades para que las personas puedan solicitar asilo.

Italia: Las personas que llegan a los puertos italianos, tras un duro viaje en alta mar, se exponen a procesos de identificación en estado de shock, sometidos a preguntas ‘trampa’ que impiden que se garantice su derecho a solicitar asilo.

Grecia: Miles de personas que solicitan asilo continúan atrapadas en las islas. Las condiciones en los centros y los campos, las largas esperas, la falta de información e incertidumbre tienen un enorme impacto a nivel físico y psicológico en las personas.

México: las personas migrantes y refugiadas están expuestas a extorsión, secuestros, a la detención sistemática de menores y a la trata de personas y violencia sexual. No existe una protección efectiva para las personas que solicitan asilo.

Una exposición para ponerse en la piel de las personas refugiadas

Una valla metálica impide circular libremente por la sala de exposiciones. Se trata de uno de los elementos centrales de ‘En Tierra de Nadie’. Una instalación interactiva traslada al visitante a un lugar en el que la violencia y la impunidad están por encima de los derechos y las vidas de las personas: las fronteras.

Imágenes en movimiento, sonidos y una valla metálica que divide en dos el patio central del Ayuntamiento de Málaga son algunos de los elementos que consiguen transportar al espectador a un lugar donde no existen los derechos: las fronteras. La exposición se podrá visitar de forma gratuita hasta el 27 de enero en el Patio Principal del Ayuntamiento de Mérida.

 

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.

Uso de cookies

Esta Web almacena cookies en tu ordenador para mejorar nuestra página y para ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta Web como en otros canales online. Consientes la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puedes acceder a nuestra política de cookies para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies