Principales campañas de incidencia, sensibilización y movilización social.

Son numerosas las campañas que CEAR ha puesto en marcha a lo largo de los años con la finalidad de ampliar los derechos y garantías de las personas solicitantes de asilo, refugiadas, apátridas y migrantes vulnerables.

El trabajo enincidencia política y social de CEAR ha contribuido a lograr el reconocimiento como refugiadas de las personas perseguidas por motivos de género. Dicho reconocimiento se incorporó en la conocida como Ley de Igualdad de 2007 y ha sido incluido en la nueva Ley de Asilo de 2009. Este hecho, ha posibilitado que las personas perseguidas por su orientación sexual (gays, lesbianas y bisexuales), por su identidad de género (transexuales) y mujeres víctimas de violencia de género puedan solicitar asilo en España.

Todos los años, con motivo del Día Mundial del Refugiado, CEAR presenta su informe anual dónde se recogen recomendaciones para mejorar la situación de las personas refugiadas y necesitadas de protección internacional a nivel normativo, social y político. Estas recomendaciones son utilizadas para hacer trabajo de incidencia política ante las instituciones administrativas y políticas.

En la misma línea, se elaboran informes sobre temáticas específicas sobre los que se sustentan campañas que promueven nuevas formas de protección internacional ante la violación de derechos humanos no reconocidos en la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados. Así, CEAR ha impulsado campañas por el reconocimiento de los Refugiados Ambientales o por la protección de las personas que se han visto obligadas a abandonar sus países por la violación de sus Derechos Sociales, Económicos, Culturales y Ambientales (DESCA).

No siempre las campañas poseen un carácter proactivo, en numerosas ocasiones las campañas son de denuncia ante la violación de derechos de las personas refugiadas e inmigrantes. Cabe destacar, por sus dimensiones, las campañas de movilización social e incidencia política de 2009 contra los retrocesos en derechos que suponían la reforma de la Ley de Extranjería y la nueva Ley de Asilo.

En esta misma línea se sitúa el informe, también de 2009, sobre la Situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros, dónde se constataban las numerosas irregularidades  de estos centros y las pésimas condiciones en las que se encontraban las personas allí internadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies