EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS CAMBIA LAS REGLAS

Fotografía: Alessio Paduano

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS CAMBIA LAS REGLAS

Fotografía: Antonio Sempere

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS CAMBIA LAS REGLAS

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

La falta de vías legales y seguras obliga a las personas migrantes
y refugiadas a superar obstáculos y pruebas en las que se juegan la vida
para solicitar asilo. Buscar refugio no puede ser una competición a vida
o muerte para miles de personas. Desgraciadamente, no se celebra
cada cuatro años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS CAMBIA LAS REGLAS

Fotografía: Pablo Tosco

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS CAMBIA LAS REGLAS

Fotografía: Alessio Paduano

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS

Fotografía: Antonio Sempere

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

CAMBIA LAS REGLAS

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS
CAMBIA LAS REGLAS

Fotografía: Pablo Tosco

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

CAMBIA LAS REGLAS

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

EL PREMIO NO ES UNA MEDALLA,
ES SALVAR SU VIDA.

La falta de vías legales y seguras obliga a
las personas migrantes y refugiadas a
superar obstáculos y pruebas en las que se
juegan la vida para solicitar asilo.
Buscar refugio no puede ser una competición
a vida o muerte para miles de personas.
Desgraciadamente, no se celebra cada cuatro
años, sino todos los días.

CAMBIA LAS REGLAS

¿CÓMO PUEDES CAMBIAR LAS REGLAS?

CEAR reclama una política migratoria justa y valiente, que no obligue a quienes buscan refugio a superar pruebas inhumanas cuyo único premio es no perder la vida. Por ello, ha elaborado un conjunto de propuestas dirigidas a las autoridades españolas para que se garanticen los derechos de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas. Entre ellas:

  • Activar vías legales y seguras como el traslado de solicitantes de asilo desde embajadas y representaciones consulares, la concesión de visados humanitarios y la flexibilización de los requisitos de reagrupación familiar.
  • Desembarco seguro y posterior reubicación obligatoria y proporcional entre los países de la Unión Europea.
  • No criminalización de la acción humanitaria en el Mediterráneo, de acuerdo a las obligaciones de búsqueda y rescate que determina el derecho internacional.

    La Comisión Española de Ayuda al Refugiado podrá tratar mis datos personales para promover mi colaboración y el apoyo a sus campañas, envío de información de actividades y campañas por todos los canales, electrónicos o no. En el apartado "Política de privacidad y tratamiento de datos" se indica cómo ejercer mis derechos. Si no desea recibir información sobre las campañas y actividades que CEAR realiza, puede ejercitar sus derechos ante dpd@cear.es.

    Acepto la política de privacidad y de tratamiento de datos

    *Campos obligatorios

    JUEGOS OLÍMPICOS

    Ahora que el mundo mira las hazañas de los deportistas olímpicos, queremos recordar otras gestas increíbles que nunca se deberían haber producido, como la natación en aguas abiertas, el salto de valla con concertina, la marcha en el desierto o la navegación en botes hinchables. Pues cada día más personas se ven obligadas a jugarse la vida debido a las pruebas de obstáculos a las que les somete Europa para ofrecerles protección.

    En lo que llevamos de 2021, cerca de 1.200 personas murieron intentando llegar a Europa, más del doble que en 2020 en estas mismas fechas. Y el año pasado se perdieron cerca de mil vidas buscando alcanzar nuestro país.

    Son las cifras de una tragedia inaceptable, que obedece a la ausencia de vías legales y seguras para el acceso a la Unión Europea de las personas en necesidad de protección internacional.

    Urge seguir adoptando medidas que protejan y garanticen los derechos de las personas refugiadas y migrantes.