Mantén viva la memoria permaneciendo en contacto con CEAR

Mantén viva la memoria permaneciendo en contacto con CEAR

MANTÉN VIVA LA MEMORIA

Desde hace cuatro décadas España acoge a personas que han tenido que huir de su país, pero antes fueron miles de españoles quienes tuvieron que escapar para salvar sus vidas. Sulekha, Ahmed, Daniel, Matías, Jelena y Antonio nos cuentan por qué huyeron, qué sintieron, cómo es hoy su vida…

Desde hace cuatro décadas España acoge a personas que han tenido que huir de su país, pero antes fueron miles de españoles quienes tuvieron que escapar para salvar sus vidas.
Sulekha, Ahmed, Daniel, Matías, Jelena y Antonio nos cuentan por qué huyeron, qué sintieron, cómo es hoy su vida…

Estas son sus Memorias de Refugio

EstOs son SUS PROTAGONISTAS

Daniel

En 1937, en plena guerra civil, el padre y las tías de Daniel huyeron desde Asturias a Cataluña, y dos años después escaparon a Francia. Allí fueron acogidos por una familia que les brindó casa, comida y educación para los niños. La esperanza para ellos llegó de México, cuando el presidente Lázaro Cárdenas ofreció acoger a los exiliados españoles

Daniel

En 1937, en plena guerra civil, el padre y las tías de Daniel huyeron desde Asturias a Cataluña, y dos años después escaparon a Francia. Allí fueron acogidos por una familia que les brindó casa, comida y educación para los niños. La esperanza para ellos llegó de México, cuando el presidente Lázaro Cárdenas ofreció acoger a los exiliados españoles

Matías

Siendo niño, los padres de Matías fueron encarcelados como presos políticos por el régimen militar. Durante un año él y su hermano vivieron con sus abuelos, hasta que un día los llevaron al aeropuerto para reencontrarse con su madre, liberada con la premisa de salir del país inmediatamente. En 1977 subieron a un avión con destino a España, sin saber si volverían alguna vez a Argentina. 

Matías

Siendo niño, los padres de Matías fueron encarcelados como presos políticos por el régimen militar. Durante un año él y su hermano vivieron con sus abuelos, hasta que un día los llevaron al aeropuerto para reencontrarse con su madre, liberada con la premisa de salir del país inmediatamente. En 1977 subieron a un avión con destino a España, sin saber si volverían alguna vez a Argentina. 

Antonio

Antonio se crió en el seno de una familia acomodada en Vietnam, pero en 1975 con el final de la guerra civil, se vieron obligados a salir del país y a abandonar todo lo que tenían para poder salvar la vida.  No sabían a dónde iban, ni qué futuro les esperaba. Les destinaron a Salamanca, donde pudieron construir una nueva vida a salvo. 

Jelena

En 1995, con tan solo 10 años de edad, Jelena tuvo que abandonar a su familia y su infancia truncada en Bosnia-Herzegovina debido a una de las guerras más crueles de Europa. Recuerda muy bien su llegada a España y la sorpresa al encontrar una familia con una niña de su misma edad, que le sonreía, se alegraba de conocerla y le ofrecía su hogar para seguir creciendo juntas.

Sulekha

Sulekha siempre tuvo muy claro que no dejaría que sus hijos fuesen reclutados como niños soldados en Somalia. Por eso, tuvo que entregárselos una noche a un camionero para que se los llevase lejos de ella y de la vida que les esperaba si se quedaban. Cuando por fin volvieron a reencontrase a salvo, la tristeza de los años pasados se convirtió en una inmensa felicidad. 

Ahmed

El abuelo de Ahmed llegó a Gaza tras escapar de Palestina poco antes de la fundación del Estado de Israel. Allí, en un campo de refugiados nace en 1984 Ahmed. Su infancia transcurre en un escenario de continua violencia y dificultades. A los 9 años recibe su primera paliza por parte de unos soldados israelíes. Unos años más tarde decide huir de Gaza con un destino y un futuro incierto.

Síguenos en nuestras Redes Sociales y comparte con la etiqueta #MemoriasDeRefugio para mantenerlas vivas

Ir arriba

MANTÉN VIVA LA MEMORIA

Desde hace cuatro décadas España acoge a personas que han tenido que huir de su país, pero antes fueron miles de españoles quienes tuvieron que escapar para salvar sus vidas. Sulekha, Ahmed, Daniel, Matías, Jelena y Antonio nos cuentan por qué huyeron, qué sintieron, cómo es hoy su vida…

La huida

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“Mi idea era cambiar mi lugar de lucha e ir a trabajar con la misma ONG pero en Italia, Estoy resumiendo pero son 3 años de camino”.

Ahmed, refugiado palestino.

La llegada

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“En Salamanca había mucha gente que estaba abierta con mucho corazón para ayudar. Estaba nevando y alguien se quitó el abrigo y nos lo dio a nosotros”.

Antonio, refugiado vietnamita.

La acogida

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“Ser acogida es tener una segunda oportunidad en la vida”.

Sulekha, refugiada somalí.

Cómo te sientes

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“Pasé la infancia en los años 80 en Madrid y nunca tuve ninguna sensación de ser rechazado”.

Matías, refugiado argentino.

Noticias

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“No os olvidéis que nosotros, los españoles, también fuimos refugiados. Que estuvimos en la misma situación de la gente que veis en las fotos de Grecia”.

Daniel, hijo de refugiado español.

El refugio

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“He llegado aquí con 10 años no acompañada por mis padres, me podría haber pasado de todo.  Yo he tenido la suerte de haber tenido una vida estupenda”.

Jelena, refugiada bosnia.

El refugio

Disponible el jueves 18 de junio

“He llegado aquí con 10 años no acompañada por mis padres, me podría haber pasado de todo.  Yo he tenido la suerte de haber tenido una vida estupenda”.

Jelena, refugiada bosnia.

Noticias

Disponible el jueves 18 de junio

“No os olvidéis que nosotros, los españoles, también fuimos refugiados. Que estuvimos en la misma situación de la gente que veis en las fotos de Grecia”.

Daniel, hijo de refugiado español.

Cómo te sientes

Disponible el martes 16 de junio

“Pasé la infancia en los años 80 en Madrid y nunca tuve ninguna sensación de ser rechazado”.

Matías, refugiado argentino.

La acogida

Disponible el martes 16 de junio

“Ser acogida es tener una segunda oportunidad en la vida”.

Sulekha, refugiada somalí.

La llegada

Disponible el lunes 15 de junio

“En Salamanca había mucha gente que estaba abierta con mucho corazón para ayudar. Estaba nevando y alguien se quitó el abrigo y nos lo dio a nosotros”.

Antonio, refugiado vietnamita.

La huida

Disponible el lunes 15 de junio

“Mi idea era cambiar mi lugar de lucha e ir a trabajar con la misma ONG pero en Italia, Estoy resumiendo pero son 3 años de camino”.

Ahmed, refugiado palestino.

Disponible el viernes 31 de julio

“En Salamanca había mucha gente que estaba abierta con mucho corazón para ayudar. Estaba nevando y alguien se quitó el abrigo y nos lo dio a nosotros”.
Antonio, refugiado vietnamita.

La acogida

  • Reproducir

“Ser acogida es tener una segunda oportunidad en la vida”.

Sulekha, refugiada somalí.