La UE y España incumplieron de forma flagrante su compromiso con las personas refugiadas, no solo en relación a los acuerdos europeos sino también por su voluntad de externalizar las fronteras. Durante este año, más de 3.000 personas perdieron la vida en el Mediterráneo tratando ...