La UE y España siguieron mostrando una “desesperante lentitud” en los procesos de reubicación y reasentamiento y una “sorprendente rapidez” para establecer nuevos obstáculos a las personas refugiadas. En 2016 más de 5.000 personas perdieron la vida en el Mediterráneo tratando de llegar a Europa, ...