Refugio en tiempos de coronavirus

Vivimos tiempos extraños, en los que todo el mundo necesita encontrar refugio del coronavirus. Más extraños aún para muchas personas que tienen que afrontar esta peligrosa pandemia lejos de su casa, porque la tuvieron que abandonar debido a la guerra, la violencia o la persecución. Son personas doblemente refugiadas estos días cuyas experiencias de supervivencia pueden servir como fuente de inspiración para mirar conjuntamente al futuro con esperanza.

 

Si algo ha demostrado esta pandemia es que la solidaridad no entiende de fronteras. Por este motivo, CEAR ha decidido compartir todas esas historias humanas que se dan en sus espacios de acogida a través de este diario de refugio en tiempos de coronavirus que se irá actualizando con las últimas noticias en este mismo artículo y en las redes sociales de la organización con la etiqueta #DiarioDeRefugio. ¡No te las pierdas!


SOULEYMANE, DE RESCATADO A TRABAJAR EN UNA RESIDENCIA DE MAYORES

Uno de los rescatados por el barco de Open Arms, acogido por CEAR en su centro de Reus, trabaja como auxiliar de cocina en una residencia de mayores. Souleymane se siente agradecido de estar en primera línea de la lucha contra el coronavirus en el país donde ha podido cambiar el rumbo de su vida, aunque por fortuna aún no se ha dado ningún caso en su centro de trabajo. En tiempos de cuarentena los mayores no solo le hacen sonreír, también olvidar los peores momentos de su pasado. #HistoriasDeRefugio  

 


A todas las personas del centro de acogida de Cullera (Valencia) y de los pisos se les han repartido kits con materiales de papelería para que los niños y niñas puedan entretenerse a través de la expresión artística. Se utiliza el arte como una herramienta para que los más pequeños puedan evadirse de la situación que vivimos y expresen sus sentimientos a través de sus pinturas y manualidades. #TodoSaldráBien

   

 

 


Incluso en los momentos más oscuros, la vida nos sorprende. La familia de Aicha (nombre ficticio) tuvo que huir de Argelia para que su madre no se viera obligada a casarse a un hombre al que no quería. Ella nació justo antes de la declaración del estado de alarma. Ahora, vive junto a su madre, su padre y su hermano en el centro de acogida de Málaga, pero debido al coronavirus aún tendrán que esperar un tiempo para poder pasear sin miedo. #EsteVirusLoParamosUnidos


RECETAS PARA CONECTAR CON TUS SERES QUERIDOS

CEAR se suma al movimiento #YoMeQuedoEnCasa y #YoCocinoEnCasa animando a la sociedad a compartir esta cuarentena sus recetas favoritas en redes sociales para demostrar que las recetas no entienden de fronteras, pero tampoco de muros o paredes. Rostros conocidos de la cultura y la gastronomía como Alfonso Bassave, Julia Pérez, Noemí Galera, Belén López, Mamen Mendizabal, David González, Carolina Román, Raquel Pérez, Marina Anaya, Ana Wagener, ya han participado en la iniciativa. ¿Y tú, te animas? Cuéntanos en redes sociales esa receta que hace que te sientas en la mejor compañía con el hashtag #LasRecetasNosUnen.


Hace un mes que Roman, nacido en Ucrania, llegó a nuestro centro de acogida de Reus junto a su familia. Esta semana, al ver que las personas del centro de acogida donde vive no contaban con máscaras de protección, Román diseñó y confeccionó  una mascarilla. Después, propuso a sus padres confeccionarlas para que todos los residentes, trabajadores y compañeros, estuvieran protegidos. La familia al completo se puso a colaborar para hacer cuantas más mejor y distribuirlas entre todos.


En el centro La Palmera de Sevilla, que acoge a 51 personas, han hecho experimento con los niños y niñas para que entendieran la importancia de lavarse siempre las manos, pero especialmente en estos momentos. En este vídeo la niña venezolana que también dibujó un cómic sobre el coronavirus (ver más abajo) nos muestra el resultado de este experimento.


Los fogones de los centros de acogida de CEAR no han parado durante esta cuarentena gracias a la encomiable labor de cocineros y cocineras de Causas CEAR que dan más de 600 menús a día. Un servicio siempre esencial para que las personas refugiadas puedan comer bien y saludable, especialmente necesario durante estos días.

 


Una niña venezolana de 8 años, acogida en el centro de La Palmera en Sevilla de CEAR Andalucía, ha dibujado este cómic para concienciar a sus amigos y amigas de la necesidad que tenemos estos días de quedarnos en casa para frenar la curva del coronavirus lo antes posible y evitar más contagios. ¡Hazle caso! #QuédateEnCasa

 


Claudia es refugiada venezolana en España desde hace año y medio. En la actualidad se está formando en cocina con CEAR Canarias durante 11 meses para adquirir los conocimientos y las habilidades necesarias como cocinera, formación que espera que le abra las puertas al mercado laboral. #FórmateEnCasa 

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Esta Web almacena cookies en tu ordenador para mejorar nuestra página y para ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta Web como en otros canales online. Consientes la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puedes acceder a nuestra política de cookies para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies