La tragedia de Alborán debe suponer un cambio de política migratoria

CEAR lamenta profundamente la más que probable muerte de 49 personas y exige un cambio inmediato de política migratoria y de refugio.

Las autoridades españolas deben responder urgentemente a esta situación para evitar que las personas de origen subsahariano susceptibles de protección internacional se tengan que seguir jugando la vida en el mar, mientras se les impide el acceso a solicitar asilo en las oficinas de Ceuta y Melilla.

Esta tragedia en el mar de Alborán debe ser la llamada de atención definitiva para que cambien la política migratoria y de refugio, tanto en Europa como en España. “La pérdida de estas 49 vidas en nuestras aguas tiene que suponer un cambio inmediato encaminado a ofrecer una vía segura a las personas que buscan refugio en España”, afirmó Estrella Galán, secretaria general de la entidad.

El año pasado se registraron 128 muertes de personas que trataban de llegar a costas españolas. De confirmarse la desaparición de estas 49 personas sumarían ya 109 muertes en el transcurso de 2017. Según la organización APDHA, en los últimos 20 años cerca de 6.000 personas habrían muerto en el mar tratando de alcanzar España.

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies