Ocho evidencias del fracaso del Consejo Europeo al desafío migratorio

CEAR rechaza las medidas acordadas en la Cumbre del Consejo Europeo celebrada ayer, en respuesta a una supuesta crisis migratoria que sirve como excusa para “dar la espalda a las personas que huyen de sus países”.

 

Estos son los ocho motivos por los que la entidad rechaza las medidas acordadas por los Estados europeos:

1. Una vez más, la política migratoria de la UE sigue centrada en la externalización, el control y el retorno de las personas migrantes y refugiadas que aspiran llegar a Europa, antes que en abordar las causas y el respeto de los derechos y la vida de estas personas.

2. Los fondos europeos de asilo deben emplearse exclusivamente en garantizar el derecho de obtener refugio para quienes huyen de la guerra y de la persecución, no para impedir que lleguen a territorio seguro de la UE, como se plantea en las propuestas de la Cumbre de ayer.

3. Los líderes europeos proponen que las personas que desembarquen en territorio de la UE sean transferidas a “centros controlados” donde a través de un procedimiento rápido se determinará aquellas que pueden necesitar protección internacional y quienes no serán retornadas. En caso de que esta propuesta se oriente hacia el modelo hotspot, la experiencia de Grecia demuestra el fracaso de este tipo de centros que provoca graves consecuencias en la vida de las personas. Además, en ningún caso se debe permitir la detención en “centros controlados” a personas que no han cometido ningún delito.

4. En 2015 las llegadas por mar a la UE superaron el millón, mientras que en lo que va de año son menos de 45.000. Mientras que las solicitudes de asilo presentadas el año pasado fueron prácticamente la mitad de las formuladas en 2015. En un momento en que las llegadas a la UE son particularmente bajas, los líderes de la UE han conseguido trasladar una sensación injustificada de alarma para saltarse la ley y poner en práctica su ideario.

5. Las medidas propuestas para alejar a quienes buscan refugio en Europa son claras y contundentes, mientras que las de acogida dependen de la voluntad de cada país. Sin embargo, cabe dudar de la voluntad de unos Estados que apenas han cumplido con un tercio de la acogida obligatoria a la que se comprometieron hace más de dos años.

6. Las medidas propuestas en la Cumbre no contemplan la creación de vías legales y seguras, ni la necesidad de avanzar en un sistema común de asilo centrado en garantizar los derechos de las personas migrantes y refugiadas, y basado en la solidaridad entre los estados miembro.

7. La propuesta de crear plataformas de desembarco genera muchas inquietudes y dudas. Si estas plataformas se establecen fuera de la UE se trasladaría la responsabilidad a países donde no se garantiza el respeto a los Derechos Humanos y no se contaría con un marco legal que garantizase el principio de no devolución a países donde sus vidas pueden correr peligro. En caso de que se establecieran las plataformas en espacios de la UE, se aplicarían procedimientos acelerados para determinar quiénes podrían obtener asilo, lo que puede suponer una merma de la garantía en los derechos tanto en la tramitación de la solicitud, como en el acceso a la tutela judicial efectiva.

8. La falta de corresponsabilidad y solidaridad entre los Estados miembros ha tenido graves consecuencias. Muchas personas se han visto atrapadas en condiciones de desprotección en Grecia como consecuencia de los acuerdos de reubicación. Además, en los casos de los barcos del ‘Aquarius’ y ‘Lifeline’, hemos visto cómo se ponía en peligro la vida de miles de personas debido al incumplimiento de algunos Estados de sus obligaciones de rescate y de la ausencia de solidaridad de otros países europeos.

Con todo lo anterior, resultan sorprendentes las declaraciones de satisfacción del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tras la cumbre con estos resultados y que solo ofrecen mayor financiación a los países del sur para aplicar políticas que siguen trasladando la responsabilidad a estos estados, lo cual ya ha demostrado su fracaso y pone la vida de personas migrantes y refugiadas en peligro.

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Esta Web almacena cookies en tu ordenador para mejorar nuestra página y para ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta Web como en otros canales online. Consientes la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puedes acceder a nuestra política de cookies para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies