Los centros oficiales que sustituyen a Idomeni no cumplen los estándares de acogida digna

Un equipo de CEAR volvió a visitar Grecia para valorar la situación de las personas refugiadas tras el desalojo de Idomeni y constató que los nuevos centros oficiales del norte no garantizan los estándares mínimos que exige la Directiva de Acogida de la Unión Europea. Las condiciones dentro y fuera de ese centro son muy precarias, sin acceso a servicios básicos.

En concreto, trabajadoras del equipo de CEAR pudieron comprobar de primera mano cómo miles de personas malviven en campamentos oficiales como el recién creado de Sindo, al que fueron trasladas muchas personas tras la irrupción de la policía griega para evacuar Idomeni. Pero también en asentamientos informales como El Pireo (puerto de Atenas) o BP, Eko y Hara (al norte del país), que se han levantado espontáneamente al lado de gasolineras y carreteras.

“Las personas refugiadas se encuentran en una situación terrible e indigna. Y lo más preocupante es la falta de acceso a información legal y al procedimiento de asilo para aquellas personas que son susceptibles de recibir protección internacional y que podrían acceder al proceso de reubicación”, apunta Nuria Diaz, coordinadora de Incidencia de CEAR.

Hay lagunas en todos los aspectos. No funciona incluso el servicio de skype que se había habilitado expresamente como medida de urgencia para poder preinscribirse y conseguir una cita para tramitar el asilo.

Refugiados afganos en el limbo

El derecho de asilo está prácticamente desaparecido hoy día en Grecia. Especialmente para miles de afganos que se encuentran en un limbo porque no se les facilita que puedan solicitar asilo en el país heleno y, además, se les excluye del programa europeo de reubicaciones. La Unión Europea dejó a esta y otras nacionalidades fuera del proceso porque su porcentaje medio de admisión a trámite de solicitudes de asilo no supera actualmente el 75 por ciento.

Desde CEAR hemos denunciado esta situación reiteradamente porque se están aplicando criterios discriminatorios por nacionalidad a la hora de valorar la posible acogida en otros países europeos, lo que les deja como única opción quedarse en Grecia, un país que está completamente desbordado y que en estos momentos no puede garantizar un sistema de acogida digno.

 

[slideshow_deploy id=’5999′]

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Esta Web almacena cookies en tu ordenador para mejorar nuestra página y para ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta Web como en otros canales online. Consientes la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puedes acceder a nuestra política de cookies para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies