Grecia debe trasladar a solicitantes de asilo a un lugar seguro antes del invierno

CEAR se une a 11 organizaciones para demandar que se termine con la política de contención europea antes de que llegue el invierno.

El gobierno griego, con el apoyo de los líderes de la Unión Europea, debe actuar ahora antes del que comience el invierno para poner fin a la “política de contención”, han pedido hoy 12 organizaciones humanitarias y de derechos humanos.

Por este motivo han comenzado una cuenta atrás hasta el comienzo oficial del invierno, el 21 de diciembre de 2017, y reclaman que el primer ministro Alexis Tsipras, con el apoyo de los líderes de la UE, debería transferir inmediatamente a las personas que se encuentran en las islas a mejores condiciones en la península griega y tomar medidas concretas para que el 21 de diciembre ningún solicitante de asilo afronte el frío a la intemperie.

Hoy 30 de noviembre, hotspots (centros de primera identificación) en Lesbos, Chios, Samos, Leros y Kos han superado su capacidad: 12.744 personas se encuentran en estas instalaciones que tienen una capacidad de solo 5.576.

Miles de personas, incluidas mujeres solas, cabezas de familia y niños muy pequeños, viven en tiendas de verano, durmiendo en el suelo, expuestas al frío, la humedad y la lluvia mientras el clima continúa empeorando. Algunas mujeres se ven obligadas a compartir tiendas de campaña y contenedores con hombres con los que no tienen ningún vínculo, poniendo así en riesgo su privacidad y seguridad. No hay acceso a agua limpia, ni a instalaciones de saneamiento, ni a servicios de salud.

Este será el segundo invierno que los solicitantes de asilo han tenido que pasar en instalaciones inadecuadas en las islas desde que entró en vigencia el Acuerdo UE-Turquía en marzo de 2016. El invierno pasado, tres hombres murieron en Lesbos entre el 24 y el 30 de enero. A día de hoy, no hay una declaración oficial sobre la causa de estas muertes, que se han atribuido a la intoxicación por monóxido de carbono de los dispositivos de calefacción improvisados que los refugiados han estado utilizando para calentar sus tiendas para no congelarse.

A finales de 2016, una explosión probablemente causada por una botella de gas de cocina mató a una mujer kurda y a su nieto, que también dormían en una tienda de campaña en Lesbos. Funcionarios de la UE y Grecia se han referido al acuerdo UE-Turquía para justificar esta política de contención.

La política, puesta en marcha como parte del acuerdo, obliga a los solicitantes de asilo que llegan a las islas griegas a permanecer allí hasta que se decidan sus solicitudes de asilo, independientemente de si hay capacidad de alojamiento o acceso adecuado a los servicios.

“Obligar a los solicitantes de asilo a permanecer en condiciones que violan sus derechos y son perjudiciales para su bienestar, salud y dignidad es injustificable”, han declarado las organizaciones. Los solicitantes de asilo que llegaron a las islas tras la firma del acuerdo han permanecido atrapados allí durante 20 meses.

Como parte de la campaña, las organizaciones se están uniendo para visibilizar las condiciones deplorables en las que se encuentran los solicitantes de asilo atrapados en las islas; hacer un llamamiento a los ciudadanos europeos para que participen; y para monitorear y activar a la sociedad civil para que el gobierno griego y los líderes de la UE den una respuesta.

Organizaciones que participan en la campaña

CEAR
Amnistía Internacional
Caritas Hellas Grecia
Greek Council for Refugees
Help Refugees
Human Rights Watch
International Rescue Committee
Jesuit Refugee Service
Oxfam
Praksis
Solidarity now
Terre des Hommes

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies