Grecia debe garantizar la reubicación de los refugiados que llegaron tras el acuerdo UE-Turquía

Greek Council for Refugees (GCR), organización socia de CEAR en Grecia, ha instado a las autoridades competentes griegas a revisar la práctica por la cual excluye del programa de reubicación a cualquier persona que entró en territorio griego después del acuerdo UE -Turquía (20 de marzo de 2016), aunque cumpla con las condiciones establecidas por las decisiones del Consejo de la UE (2015/1523 y 2015/1601).

Las Decisiones del Consejo mencionadas anteriormente contemplaban la posibilidad de reubicar a otros países de la UE a 160.000 solicitantes de protección internacional de Grecia e Italia, bajo un mecanismo de distribución “más justo” para gestionar el flujo de la población refugiada en base a solidaridad entre socios europeos.

Según los datos publicados el 5 de Octubre de 2017 por la Comisión, de los 63.302 solicitantes que deberían haber sido reubicados desde Grecia a otro Estado miembro, sólo el 20.471 han accedido con éxito a través de este mecanismo, es decir, menos del 30%.

Εs evidente que si las decisiones anteriores del Consejo se aplicaran correctamente, casi la totalidad de las personas refugiadas que entraron en el territorio griego hasta el 26 de Septiembre 2017, habrían sido trasladadas a otros países de la UE, ya que la mayoría cumplía los requisitos (principalmente, ciudadanos sirios). Sin embargo, esto no ha sido posible, debido a la exclusión de todos aquellos que entraron después del 20 de Marzo 2016, una práctica adoptada por las autoridades griegas, tolerada por las organizaciones internacionales y por la Comisión, en una aplicación incorrecta del acuerdo UE-Turquía y en clara vulneración de las decisiones anteriores del Consejo de la UE.

La aplicación incorrecta, se ha visto en la respuesta del Comisionado para la Migración, Interior y de la Ciudadanía de la Unión Europea, Dimitris Avramopoulos, a una pregunta realizada por un Miembro del Parlamento Europeo: “La declaración de la UE-Turquía, no dio lugar a la modificación de la Decisión del Consejo sobre la reubicación y sigue siendo responsabilidad nacional de Grecia decidir si el solicitante de protección internacional en Grecia es elegible para el programa de reubicación”.

Dado que la cuestión todavía sigue afectando a un gran número de solicitantes de protección internacional, que podrían haber sido reubicados a otros Estados miembros, y no han tenido esa opción debido a su entrada en el país después del 20 de Marzo del 2016, es imperativo que cambien inmediatamente las prácticas de las autoridades griegas con el fin de incluir a todos los que han entrado en Grecia hasta el 26 de Septiembre de 2017 y desean beneficiarse del proceso de reubicación, siempre que cumplan las condiciones pertinentes.

Esta práctica incorrecta de las autoridades griegas llevada a cabo en connivencia con la Comisión Europea, es otra de las consecuencias negativas del Acuerdo UE-Turquía. La misma Comisión Europea ha asumido que la práctica realizada hasta ahora no cumple con los requisitos de las Directivas arriba mencionadas, lo cual ha supuesto la vulneración de los derechos fundamentales de las personas refugiadas.

Proyecto por la acogida digna

El Greek Council for Refugees (GCR) y CEAR llevan a cabo conjuntamente un proyecto para asegurar la provisión plazas de acogida dignas para las personas refugiadas especialmente vulnerables, garantizar su acceso al asesoramiento legal y jurídico, además de continuar con las acciones de información y denuncia, sello distintivo de esta entidad.

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies