‘Una flor, una a una’, un homenaje a las personas refugiadas con 2 000 flores

En el Día Mundial de las Personas Refugiadas presentamos la exposición ‘Una flor, una a una’, hecha en colaboración con el artista Mariano como un homenaje a las personas que han tenido que huir de Ucrania y de tantos otros países por diferentes motivos más allá de las guerras.

Esta exposición creada por el artista MARIANO en colaboración con CEAR invita al recuerdo, flor a flor, de las víctimas provocadas por la invasión de Ucrania y todas las personas que tienen que huir de sus hogares por otros conflictos y persecuciones.

El artista, que ya ha colaborado anteriormente con la organización en iniciativas como Acoge un Plato, Acoge un Dibujo, ha explicado como el proyecto “nace en esos primeros días de la invasión producto y la inquietud que sentía, con la flor como símbolo de las que reciben las personas fallecidas como homenaje».

Flores como homenaje

Tras dos meses dibujando, una a una, flor a flor, CEAR le abrió las puertas para que la gente pudiera adquirir su obra y ayudar así a sus programas de inclusión y acogida de personas refugiadas.

La exposición consiste en más de 2 000 flores en formato 10×20 cm pintadas con un solo trazo, que nacen con tinta china y acaban en acuarela, y se podrán disfrutar hasta el 26 de junio y reservar cada una a cambio de una donación mínima de 10€.

No solo huyen de Ucrania

Ahora que todos los focos están puestos en Ucrania, es un buen momento para visibilizar a todas las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares, víctimas de las guerras y otras persecuciones, como las amenazas por parte de agentes no estatales, personas que huyen como consecuencia del cambio climático o refugiadas por motivos de género o LGTBIfobia, entre otras.

Un compromiso que crece en las circunstancias actuales de éxodo de personas refugiadas, como explicaba Carlos Berzosa, presidente de CEAR: “El aumento del número de personas refugiadas en el mundo es una derrota y es una situación que va a más, lo que consideramos extremadamente grave y preocupante

Ucrania y el desplazamiento global forzado

Una de las principales consecuencias de la invasión de Ucrania es el desplazamiento de más de 8 millones de personas, en apenas tres meses, lo que lo convierte en el mayor éxodo forzoso desde la II Guerra Mundial. Desde el inicio de la invasión, CEAR ha acogido a más de 3.200 personas procedentes de este conflicto.

Según datos de ACNUR, en mayo de 2022 la cifra global de desplazamiento forzado alcanzó los 100 millones de personas. El año pasado, el 82% de las personas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares procedían de diez países por este orden: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar, República Democrática del Congo, Sudán, Somalia, República Centroafricana y Eritrea.

Las personas desplazadas como consecuencia del cambio climático y de la degradación medioambiental en todo el mundo son cada vez más numerosas procediendo en su mayoría de los países con menos recursos. Se estima que en 2050 puedan superar los 250 millones de personas.

En 2021 las rutas de llegada a través del Mediterráneo, en su conjunto, volvieron a ser las más peligrosas del planeta registrando 2.048 fallecimientos y desapariciones.

Más de 65.000 personas solicitaron asilo en España el año pasado. Además, aumentó la tasa reconocimiento de la protección internacional con respecto al año anterior, situándose en el 10,5%, aunque continúa alejada de la media europea del 35%. Desde CEAR se atendió a 32.000 personas en 2021.

Ayúdanos.

Con una aportación de 10€ nos ayudas a proporcionar el material escolar para niños y niñas refugiadas