CEAR muestra los rostros del refugio junto al fotoperiodista Belal Darder

Con motivo del Día Internacional del Migrante, la organización acerca a la ciudadanía las experiencias de 13 personas migrantes y refugiadas con la exposición ‘Autorretrato del Refugio’ de Belal Darder. Un proyecto que busca un cambio de narrativas para contrarrestar los discursos de odio e impulsar la convivencia, la inclusión y la lucha contra la discriminación. Un homenaje a las más de 281 millones de personas migrantes que hay actualmente en el mundo y reclamar a los Gobiernos que faciliten vías legales y seguras de migración.

 

CEAR ha presentado hoy ‘Autorretrato del Refugio’ en el CaixaForum de Madrid, una exposición fotográfica y sonora en la que Belal Darder, fotoperiodista y refugiado egipcio, retrata a 13 personas que, como él, han tenido que huir de sus países por diversos motivos y ahora tratan de rehacer sus vidas en España.

La exposición propone un recorrido por sus retratos y experiencias de refugio, desde la mirada y escucha de alguien que ha pasado por el mismo proceso, tanto de huida como de inclusión social. Un autorretrato de todas esas historias que se dan en nuestro país, como la del autor de la muestra, Belal Darder, quien tuvo que huir por fotografiar las protestas contra el régimen de Al Sisi en Egipto y años después obtuvo asilo en España con el apoyo jurídico de CEAR, un hecho excepcional, ya que solo un 5% de las solicitudes de asilo son favorables.

Retratos que miran fijamente al espectador y cuentan odiseas personales de países como Honduras, Irán, Marruecos, Guinea Conakry, Colombia, Bangladés, Colombia, Siria, Palestina, Venezuela, Azerbaiyán o Ucrania.

“Nace de toda la diversidad de personas que he conocido mientras tramitaba mi solicitud en la Oficina de Asilo en España, pero sobre todo de aquello que nos une y siento como propio: la paciencia, la nostalgia, la injusticia y la esperanza”, apunta Belal Darder.

Con esta iniciativa se busca poner el foco en las múltiples causas que obligan a las personas a abandonar sus hogares, pero también en los innumerables obstáculos que encuentran en su camino para poder comenzar una nueva vida, también en las sociedades de acogida. Por eso, CEAR recuerda la necesidad imperiosa de aplicar políticas públicas que favorezcan la convivencia y la plena inclusión social de todas las personas, independientemente de su origen.

“Este proyecto es un homenaje a todas las personas que han tenido que abandonar sus hogares para poder vivir en paz y libertad. Pero también es un toque de atención para que se impulsen y desarrollen políticas de convivencia, inclusión y lucha contra la discriminación, en tiempos en los que hace falta un cambio de narrativas para contrarrestar los discursos de odio”, señala Carlos Berzosa, presidente de CEAR.

Pacto Mundial de las Migraciones

La exposición se inauguró el 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, como homenaje a las más de 281 millones de personas migrantes internacionales que actualmente hay en el mundo, un 3,6% de la población mundial, según los últimos datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Con motivo de este día, CEAR hace un llamamiento al Gobierno español que impulse en nuestro país las principales medidas del Pacto Mundial de Migraciones, al cual se comprometió junto a otros países del mundo en 2018 y que le exige facilitar una migración ordenada, segura y regular, así como reducir las vulnerabilidades en los procesos migratorios y promover la plena inclusión y la cohesión social.

«Esta exposición nos interpela directamente y nos recuerda que nadie está exento de tener que buscar refugio en algún momento, y es una buena manera de contrarrestar a quienes tratan de imponer una retórica de odio», declara Jesús Javier Perea, secretario de estado de Migraciones.

La exposición ha sido posible gracias a la colaboración de la Fundación “la Caixa” y se podrá visitar de forma gratuita del 18 de diciembre al 9 de enero. «El apoyo a iniciativas artísticas que visualicen a creadores y personas refugiadas en nuestro país, nos permite tener una visión diferente, una mirada única y un espacio de convivencia para todos», destaca Alejandro Fernández, responsable de Acción Comercial de Fundación “la Caixa”.

Para que la experiencia sea más inmersiva, los organizadores recomiendan llevar auriculares, ya que cada retrato está acompañado de un audio testimonio en el que la persona protagonista trata de entablar un diálogo “sincero” con el visitante.

 

Ayúdanos.

Con una aportación de 10€ nos ayudas a proporcionar el material escolar para niños y niñas refugiadas