Cumbre de La Valeta: Los derechos humanos de los migrantes y refugiados lo primero

IMG_0453

CEAR, Alianza por la Solidaridad, Oxfam Intermón, Red Acoge y Save the Children, cinco organizaciones que trabajamos en favor de los derechos humanos, las migraciones y el desarrollo, han hecho hoy un llamamiento para que los líderes europeos no antepongan la seguridad a los derechos humanos de las personas migrantes.

Hasta la fecha, en 2015 se han registrado 4.720 muertes de personas migrantes en todo el mundo mientras trataban de huir de los conflictos, la desigualdad y la pobreza, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). De ellas, 3.400 perdieron la vida en el Mediterráneo.

A pesar de estas cifras, las organizaciones firmantes temen que la reunión en la Cumbre de La Valetta sobre migración y movilidad, que se celebrará los próximos 11 y 12 de noviembre, centre su agenda en la seguridad y deje de lado cuestiones clave como los derechos humanos, el desarrollo y el derecho a la movilidad.

La Cumbre reunirá los 28 jefes de los estados miembros de la Unión Europea, junto a sus homólogos africanos, en una reunión en la que también participarán miembros de la Unión Africana, ECOWAS y Naciones Unidas.

Respetar los derechos humanos y el derecho de asilo

“No podemos seguir viendo como miles de personas pierden sus vidas en el mar ante la falta de vías legales y seguras para obtener protección en Europa”, ha explicado Estrella Galán, secretaria general de CEAR.

El derecho de asilo es una obligación que los Estados deben cumplir y la solución no es dejar a las personas atrapadas en países donde no se respetan sus derechos humanos y donde sus vidas corren peligro, sin dejarles más opción que arriesgarse en peligrosas rutas y en manos de las mafias”, ha concluido Galán.

En este sentido, Inés Díez, responsable del Área Jurídica y de Incidencia de Red Acoge ha advertido de que “la actual crisis de personas refugiadas no puede servir a los responsables de la UE para proceder a la devolución de aquellas personas que provienen de otros Estados, como es el caso de los procedentes del continente africano. Es necesario garantizar el derecho a la solicitud de asilo a todas las personas que lleguen a territorio europeo, con independencia de su nacionalidad, y debe, igualmente, garantizarse el principio de no devolución” ha dicho.

También Arantxa Freire, de Alianza por la Solidaridad, ha advertido de la vulnerabilidad en la que se encuentran las personas migrantes: “Los muertos en las costas del Mediterráneo, las cuchillas de Ceuta y Melilla, los asesinatos y torturas en los países de tránsito o las violencias de todo tipo que sufren las mujeres en ruta migratoria no son fatalidades inevitables: son consecuencia directa y clara de la lucha contra la inmigración irregular emprendida por la Unión Europea. Son producto de la decisión de externalizar nuestras fronteras a países limítrofes, sin garantías de respeto a los derechos humanos. Son resultado de una política de criminalización de las personas en situación administrativa irregular que las ONGD debemos denunciar”.

Menores migrantes, los más vulnerables

Las organizaciones advierten de que en el contexto de la actual crisis migratoria, menores migrantes, en particular quienes viajan por su cuenta, son especialmente vulnerables. “Están expuestos al riesgo de sufrir abuso, explotación, violencia y de caer en redes de trata. Su protección deberá primar por encima de cuestiones como el control migratorio y de las fronteras, y deberán ser reconocidos como niños en primer lugar y ante todo, independientemente de su estatus migratorio o de el de su familia”, ha explicado Andrés Conde, director general de Save the Children.

“Es necesario que la cooperación entre la Unión Europea y África se destine a reforzar los sistemas de protección de la infancia en los países de origen y tránsito, para asegurar la protección de los niños que cruzan las fronteras durante todo el viaje”, ha añadido Conde.

Ahondar en las causas

Las organizaciones señalan que los gobiernos deben centrar sus esfuerzos a largo plazo para gestionar la migración mediante la apertura de los canales más seguros y legales en Europa y actuar sobre las causas de la migración forzada, mediante la reducción de la pobreza, el fin a los conflictos y la lucha contra la desigualdad.

En este sentido, Paula San Pedro, responsable de Incidencia Política en Acción Humanitaria de Oxfam Intermón ha señalado la importancia de abordar las causas que están detrás de la migración forzosa, así como respetar los derechos a la libre circulación de las personas. “La UE debe asumir su responsabilidad en los motivos que llevan a la gente a huir de sus hogares como la guerra y la persecución, la destrucción de sus medios de vida, el impacto del cambio climático y la falta de oportunidades económicas”, ha declarado.

“Las personas son más importantes que las fronteras y cuando más de 31.000 personas han muerto tratando de llegar a Europa durante estos últimos 15 años, esto nos dice claramente que el enfoque actual de la UE no sólo está fallando, sino que representa una pérdida enorme y trágica de vidas humanas”, ha concluido.

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Esta Web almacena cookies en tu ordenador para mejorar nuestra página y para ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta Web como en otros canales online. Consientes la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puedes acceder a nuestra política de cookies para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies