CEAR critica la reforma de la Ley de Extranjería propuesta por el Grupo Parlamentario Popular

Esta reforma impide gravemente el ejercicio del derecho de asilo y supone una vulneración del principio de no devolución

22 de octubre – Ante la noticia, conocida ayer por la mañana, sobre la presentación por parte del Grupo Parlamentario Popular de una enmienda a la Ley de Seguridad Ciudadana a través de la que se plantea una reforma de la Ley de Extranjería, CEAR condena esta actuación que considera un nuevo ataque al derecho de asilo.

La enmienda presentada recoge que las personas inmigrantes que sean detectadas en la línea fronteriza de Ceuta y Melilla “intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta, serán rechazadas al fin de impedir su entrada ilegal en España”. Paloma Favieres, coordinadora del Servicio Jurídico de CEAR, ha declarado: “En el momento en el que las personas que han intentado saltar son devueltas al otro lado de la valla sin ser identificadas, estamos ante una expulsión colectiva y sumaria que vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Además, tal y como ha declarado el Consejo General de la Abogacía, el contenido de esta disposición podría ser inconstitucional”.

Por su parte, Estrella Galán, secretaria general de CEAR, señala que “reformar la Ley de Extranjería a través de la Ley de Seguridad Ciudadana muestra el enfoque puramente securitario de la gestión de fronteras al tiempo que estigmatiza a las personas migrantes como fenómeno violento”. También recuerda que “la mayoría de las personas que llegan a las fronteras de Ceuta y Melilla se ven obligadas a hacerlo porque no existen vías legales y seguras para llegar a territorio y no encuentran otra alternativa para acceder a la protección internacional. Es urgente que el Gobierno abra vías de acceso seguro, facilite las visas humanitarias y la reagrupación familiar “.

Es importante aclarar que la legislación de extranjería no contempla “el rechazo” como figura para impedir la entrada de las personas que llegan de manera irregular y son detectadas en zona fronteriza. La figura recogida en la legislación es la de “la devolución” que implica la identificación de estas personas así como acceso a los procedimientos establecidos. CEAR destaca que no se puede aplicar un régimen especial en Ceuta y Melilla al margen de las garantías establecidas en la misma Ley de Extranjería y en la legislación europea e internacional. Las personas que sean detectadas en la línea fronteriza deben por tanto ser identificadas, tener acceso a los procedimientos establecidos, contar con asistencia letrada y, en su caso, tener la posibilidad de pedir asilo.

Por otro lado, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, ha afirmado esta semana, tras la publicación de imágenes sobre devoluciones ilegales en Melilla, que España está incumpliendo la obligación de facilitar el acceso al procedimiento de protección internacional y el respeto del  principio de no devolución. La Comisaria Europea de Interior, Cecilia Malmström, también ha  recordado que España está obligada a respetar este principio así como el acceso efectivo al procedimiento de asilo.

Fin de la nota

Para más información: Departamento de Comunicación 91 598 05 35 / 692 636 514

Ayúdanos.

Con 10€ logramos que un niño refugiado tenga

acceso a material escolar y libros de texto para ir al colegio.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies