Manifiesto para la retirada inmediata de la enmienda al proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que pretende legalizar las devoluciones en caliente

Escrito por CEAR el . Posteado en Noticias

FRONTERA SUR:

¿HASTA DONDE ESTÁN DISPUESTOS A LLEGAR?

Paren la reforma de la Ley de Extranjería que pretende legalizar las devoluciones ilegales

 El pasado día 21 de octubre el Partido Parlamentario Popular en el Congreso introdujo una enmienda al Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana con el fin de reformar la ley de Extranjería y dar cobertura legal a las denominadas “devoluciones en caliente”, a pesar de ser contrarias a nuestra Constitución, al Derecho comunitario y al Derecho internacional de los derechos humanos.

Dichas prácticas, consistentes en la entrega a Marruecos por la vía de hecho, al margen de los procedimientos legalmente establecidos y sin cumplir las garantías internacionalmente reconocidas, de personas interceptadas en territorio de soberanía nacional, han conmocionado a la opinión pública nacional y manchado la imagen internacional de España.  Han sido cuestionadas públicamente con dureza por instituciones como el Defensor del Pueblo, el Consejo General de la Abogacía Española, asociaciones de  jueces y fiscales, la Conferencia Episcopal Española, juristas de reconocido prestigio, por la Comisión Europea, así como por organismos internacionales como el Consejo de Europa, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y otros organismos de protección de los derechos humanos. Esta unanimidad en la crítica debería hacer reflexionar a sus señorías sobre el despropósito de semejante enmienda. Conviene no olvidar que, además, estas prácticas han dado lugar a la imputación penal de altos cargos civiles y militares.

A pesar de todo ello, el Ministerio del Interior, a través del Partido Popular en el Congreso, pretende legalizar tales prácticas reformando la Ley de Extranjería mediante de una enmienda a otra ley en un avanzado estado de tramitación: el Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana -que a su vez constituye un intolerable intento de cercenar derechos civiles y libertades públicas, criminalizando la protesta social-. Este modo de proceder constituye un auténtico fraude en cuanto excluye la posibilidad de dictamen de los órganos constitucionales e impide el debate político, jurídico y social de una reforma de tan hondo calado, demostrando el nulo talante democrático de sus promotores.

En cuanto al contenido, dicha enmienda no debe prosperar por suponer una clara violación de la Constitución, el Derecho comunitario y de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, especialmente en lo que se refiere al ejercicio del derecho al asilo y protección subsidiaria, la prohibición de expulsiones colectivas, el principio de no devolución y los derechos de protección del menor. La entrega a Marruecos de ciudadanos extranjeros por la vía de hecho, sin audiencia, sin identificación, sin resolución individualizada, impide el ejercicio de derechos reconocidos internacionalmente. Además de conllevar el riesgo cierto de incremento de la violencia en la Frontera Sur, supone dinamitar uno de los pilares del Estado de Derecho: el sometimiento de la Administración a la ley y la posibilidad de control judicial de su actuación.

Diputados y Diputadas, Senadores y Senadoras, apelamos a su humanidad. Defiendan los derechos humanos y el cumplimiento de la legalidad internacional. No acompañen al Ministerio del Interior en esta huida hacia delante que compromete la dignidad moral de nuestra sociedad, nos aleja de la civilización y nos despeña por la pendiente de la barbarie. No se conviertan en cómplices del horror. Paren la reforma de la Ley de Extranjería.

Migreurop presenta en el Congreso de los Diputados sus propuestas para una gestión de las fronteras españolas y europeas respetuosas con los Derechos Humanos

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias

DSC_3302

El miércoles 26 de noviembre los colectivos españoles de la red Migreurop (Andalucía Acoge, APDHA, CEAR, Elin y SOS Racismo) presentamos en el Congreso de los Diputados, en el marco del encuentro “Frontera Sur: ¿hay alternativas?”, nuestras propuestas para revertir la situación de grave vulneración de los Derechos Humanos en la Frontera Sur europea, muy especialmente en Ceuta y Melilla.

Estas propuestas están contenidas en el Manifiesto Por una solución europea al drama en las fronteras de Ceuta y Melilla: 4 medidas urgentes y realizables que desde el pasado mes de mayo ha recibido la adhesión de miles de ciudadanos/as y colectivos sociales. Este Manifiesto, que fue presentado en  el mes de septiembre de este año en el Parlamento Europeo, ha recibido el apoyo de los grupos parlamentarios de Izquierda Unitaria y Los Verdes.

Durante el encuentro los representantes de Migreurop presentamos las 4 medidas contenidas en el Manifiesto, que se centran en: la mejora del acceso a la protección de los/as potenciales solicitantes de asilo en la Frontera Sur, la ampliación y flexibilización del proceso de regularización que se ha puesto en marcha en Marruecos, facilitar la reagrupación de los familiares de personas que ya están de forma regular en suelo europeo y una racionalización de la política de visados de España y la UE para los países africanos. Reclamamos, así mismo, la implicación de los/as diputados/as presentes en el impulso de estas medidas.

Por otra parte, desde Migreurop planteó a los diputados presentes una proposición no de ley que exija al Gobierno la suspensión inmediata del acuerdo bilateral hispano-marroquí de readmisión.  Las continuas violaciones de derechos fundamentales que sufren las personas migrantes en el país magrebí impiden la aplicación del “principio de no devolución” consagrado en el Derecho Internacional. También se propuso entre tanto la creación de una comisión parlamentaria de seguimiento de la aplicación de este acuerdo, una vez cumplidos dos años de su entrada en vigor efectiva.

Durante el encuentro también se describieron diversas acciones de “litigio estratégico” que desde Migreurop y otras entidades sociales como Coordinadora de Barrios se están llevando a cabo ante instancias judiciales nacionales e internacionales con el fin de no dejar sin respuesta violaciones de derechos tan graves como las acaecidas en Isla de Tierra en septiembre de 2012, en la frontera de El Tarajal (Ceuta) en febrero de 2014 o las reiteradas e ilegales “devoluciones en caliente” que desde hace años se están produciendo en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla.

El acto concluyó con la lectura del Manifiesto que han suscrito más de 100 entidades de la sociedad civil contra  el intento de dar cobertura legal a las devoluciones “en caliente” que ha propuesto el grupo parlamentario popular en el Congreso a través de una enmienda al proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana por la que se reforma de la Ley de Extranjería.

Contactos para los medios de comunicación:

Carlos Arce (APDHA) Tfno.647693861

Mikel Mazkiarán (SOS Racismo) Tfno.657793705

Mikel Araguás (Andalucía Acoge) Tfno.610265512

Dpto. Comunicación (CEAR) Tfno.692636514

Paula Domingo (ELIN) Tfno.  605162887

Las organizaciones miembros de la red Migreurop en el estado español

logos-red

Con motivo de la votación del Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, CEAR recuerda que la enmienda introducida impide el ejercicio del derecho de asilo

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias

  • Las autoridades tienen la obligación de respetar el principio de no devolución e identificar individualmente a todas las personas que entran en territorio español ya sea en grupo o de forma individual

La Comisión de Interior del Congreso de Diputados ha aprobado por 23 votos a favor y 17 en contra ley de seguridad ciudadana. Tras esta votación, el Proyecto de Ley pasará al Pleno de la Cámara y posteriormente se enviará al Senado. Desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado mostramos nuestro rechazo a la misma puesto pretende dar cobertura legal a las devoluciones ilegales que tienen lugar en nuestras fronteras. La propuesta final de redacción persigue aplicar la nueva figura del ‘rechazo en frontera’ a aquellas personas que sean detectadas en la “línea fronteriza” intentando sobrepasar en grupo las vallas de Ceuta y Melilla. Estrella Galán, secretaria general de CEAR, recuerda que “las autoridades tienen la obligación de identificar individualmente a todas las personas que entran en territorio español ya sea en grupo o de forma individual facilitando el acceso a la asistencia letrada, intérprete y a la tutela judicial efectiva. Es obligación de las autoridades identificar potenciales personas refugiadas y perfiles vulnerables como las víctimas de trata”. Así mismo, Galán recuerda que “en ningún caso estas personas pueden ser expulsadas de manera colectiva tal y como prohíbe expresamente el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Ley de Extranjería”. Las personas que acceden al territorio español individual o colectivamente deben ser tratadas conforme a la legislación española y europea de asilo y extranjería y no estigmatizada como fenómeno violento siendo desprovistas de sus derechos.

CEAR recuerda que “reformar la Ley de Extranjería a través de la Ley de Seguridad Ciudadana muestra el enfoque puramente securitario de la gestión de fronteras. Muchas de las personas que llegan a las fronteras de Ceuta y Melilla se ven obligadas a hacerlo porque no existen vías legales y seguras para llegar a territorio y no encuentran otra alternativa para acceder a la protección internacional. Es urgente que el Gobierno abra vías de acceso seguro, facilite las visas humanitarias y la reagrupación familiar “.

Respecto a la creación de las unidades de asilo y refugio en los  puestos fronterizos de Ceuta y Melilla, Estrella Galán recuerda que “muchas personas necesitadas de protección internacional, principalmente de origen subsahariano, quedan atrapadas en Marruecos sin poder acceder a estos puestos fronterizos”. Para llegar a los mismos por vía terrestre desde Marruecos es necesario superar un control previo de la gendarmería marroquí, un paso prácticamente imposible para los ciudadanos subsaharianos que quedan atrapados en un país que no garantiza una adecuada protección y que viola sistemáticamente sus derechos humanos. En consecuencia, muchas de estas personas se ven obligadas a acceder a Ceuta y Melilla saltando la valla o por vías no seguras que ponen en grave peligro sus vidas.

Fin de la nota

Para más información: Departamento de Comunicación 91 598 05 35

Ashia: refugiada con cinco menores a su cargo

Escrito por CEAR el . Posteado en Noticias

Niña refugiada afgana con la psicóloga de CEAR en el centro de refugiados de Getafe, Madrid (CEAR)

Niña refugiada afgana con la psicóloga de CEAR en el centro de refugiados de Getafe, Madrid (CEAR)

Ashia pertenece a uno de los países del mundo más castigados por la guerra, la sequía y la hambruna: Somalia. El conflicto armado que ha asolado el país durante años le obligó a abandonarlo y buscar refugio en la vecina Kenia. Ashia, licenciada en Filología Inglesa,  huyó de su pueblo, pero no lo hizo sola. A los campos de refugiados de Kenia llegó con sus cinco hijos todos menores de edad. Tras meses de estancia y sin más esperanza que el tiempo de permanencia ilimitado en los campos, buscó asilo en España. Ashia llegó junto a sus hijos en septiembre de 2006. Bajo el paraguas de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, le fue concedido el estatuto de refugiada y logró, junto a sus hijos, rehacer su vida. Este reconocimiento fue un primer paso que le ha permitido buscar alternativas en España. Durante estos años mucho ha sido el esfuerzo, el trabajo, las intervenciones y el apoyo que Ashia y sus hijos han necesitado. El camino de la integración y la autonomía ha sido una carrera de obstáculos.

Como Ashia, hay muchas familias refugiadas que se ven obligadas a abandonar sus países de origen en búsqueda de un futuro seguro y de libertad para sus hijos e hijas. Solamente en los últimos ocho años desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado hemos atendido a más de 7.600 menores que junto a alguno de sus familiares han llegado hasta la organización procedentes de República Centroafricana, Sierra Leona, Afganistán, Siria, Irán y así hasta un total de 85 países. Familias refugiadas, apátridas y solicitantes de protección internacional que se han enfrentado a duras realidades, a desplazamientos forzados, guerras, violencia y sobre todo a una vulneración constante de sus Derechos Humanos. De los Derechos Humanos de todos. Si esta realidad es difícil de enfrentar por los adultos, es mucho más duro cuando hay menores implicados.

En CEAR, y desde áreas como acogida, atención jurídica, atención social y psicológica, empleo y formación, etc, procuramos una atención integral a las familias trabajando mano a mano con ellas y tratando que el proceso de adaptación sea lo menos traumático posible favoreciendo su autonomía convirtiéndoles en los protagonistas de sus propios procesos, de sus nuevas vidas. Cuando las familias se incorporan a nuestros centros, de forma inmediata los niños y niñas son escolarizados normalizando así sus vidas. Desde los centros y los pisos de acogida se observa comoson, en muchos casos, estos menores los que facilitan que sus padres alcancen una mayor integración social. En el colegio, los menores aprenden, se relacionan, juegan, hacen amistades e incorporan herramientas para poco a poco ir dejando atrás los traumas vividos derivados de la huída y sobre todo encuentran opciones para construir un futuro más sólido y con oportunidades.

No olvidemos que una persona refugiada no lo es por decisión propia. En la mayoría de los casos son personas como tú y como yo, pero que han tenido que elegir entre un ataúd y una maleta, que se han visto obligadas a huir de sus países por sufrir persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, género, pertenencia a un grupo social determinado o por su orientación sexual. Muchas son víctimas de trata o de conflictos armados. Han perdido todo, excepto la dignidad. Mientras tú lees estas líneas, hay más de 51 millones de personas desplazadas forzosamente en todo el mundo que buscan un lugar seguro donde poder rehacer sus vidas, enfrentándose a todo tipo de obstáculos y dificultades y es que en la mayoría de las ocasiones, las barreras más complejas de superar no son las físicas.

Hoy, Día Universal del Niño, queremos poner el acento en los miles de menores que sufren las consecuencias de las guerras y la violación de los Derechos Humanos. Menores que necesitan una oportunidad, menores que se han visto obligados a abandonar sus raíces sin entender qué estaba pasando y que, junto a sus familias, buscan en España una mano a la que aferrarse para rehacer sus vidas con autonomía, seguridad y dignidad. Solo son niños. Niños cuya infancia ha sido robada con violencia. Vidas inocentes que merecen todo nuestro apoyo para que puedan recuperar su infancia robada.

Estrella Galán es secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)

Publicado en el Blog Migrados de El País

Todo ser humano tiene derecho a un trato digno

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Noticias

organizaciones

Todo ser humano tiene derecho a un trato digno

Desde la “Coalición por el Derecho a la Salud” manifestamos nuestro total rechazo e indignación ante los actos ocurridos el pasado 6 de noviembre hacia las personas inmigrantes que llegaron a la playa de Maspalomas en Gran Canaria procedentes de África. Queremos recordar que la Declaración Universal de Derechos Humanos expresa que “toda persona tiene derecho a un trato digno”, y obligarles a pasar más de 6 horas al sol, abandonados, sin recibir ningún tipo de asistencia (agua, alimentos, atención sanitaria…) está muy lejos de esta afirmación. Además, una vez que se tramitó el traslado de estas personas, éste se produjo de forma denigrante e irrespetuosa con la dignidad humana.

La actuación llevada a cabo por el personal policial y sanitario con las personas migrantes, bajo sospecha de portar el virus del Ébola, es una evidencia más de la dejadez y abandono de las funciones de las autoridades e instituciones, obligadas por los tratados internacionales y nuestro marco jurídico a prestar auxilio en condiciones dignas a los migrantes que lleguen a nuestras costas y a respetar y garantizar en sus actuaciones la no discriminación por raza, lugar de procedencia, etcétera. Del mismo modo, supone un claro reflejo de la falta de coordinación, información y preparación que aún se tiene sobre esta enfermedad y sobre cómo proceder responsablemente ante situaciones de esta índole. Es deber de todos mantenernos informados y actualizados con informaciones procedentes de fuentes fiables y rigurosas, y no dejarnos llevar por los mitos, las creencias ni por los sensacionalismos.

Nuestro pueblo canario, desde su identidad migrante, ha demostrado a lo largo de los años una sensibilidad, comprensión, solidaridad, compromiso y humanidad notoria hacia la realidad migratoria, inclusive en los momentos más difíciles. Su situación geográfica ha convertido a Canarias en un lugar donde confluyen personas procedentes de innumerables lugares y esto ha hecho que los canarios crezcan y maduren en el respeto y la tolerancia hacia todas las realidades.

Desde la “Coalición por el Derecho a la Salud” entendemos que la dignidad del ser humano ha de ser uno de los ejes transversales de los protocolos sanitarios establecidos para este tipo de situaciones y reclamamos el mismo trato digno para todas las personas. La “Coalición por el Derecho a la Salud” denuncia ésta y cuantas otras actuaciones que supongan vejación o vulneración de los Derechos Humanos y cualquier otra medida que atente contra la dignidad humana. Igualmente, exigimos se depuren todas las responsabilidades políticas con el ánimo de evitar que se repita este espectáculo bochornoso e indignante; pensamos que la situación que han vivido estas personas es de enorme gravedad y hacemos un llamamiento al ejercicio responsable de las actuaciones y protocolos de atención a las personas, bajo parámetros de coordinación, conocimiento y respeto.

Las Palmas de Gran Canaria, 18 de noviembre de 2014.

CEAR celebra la creación de oficinas de asilo y refugio en las fronteras de Ceuta y Melilla pero recuerda que debe garantizarse el acceso a estos puestos

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) aplaude la decisión del Ministerio del Interior de crear unidades de asilo y refugio en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla, pero recuerda que muchas personas necesitadas de protección internacional, principalmente de origen subsahariano, quedan atrapadas en Marruecos sin poder acceder a estos puestos fronterizos. Para llegar a los mismos por vía terrestre desde Marruecos es necesario superar un control previo de la gendarmería marroquí, un paso prácticamente imposible para los ciudadanos subsaharianos que quedan atrapados en un país que no garantiza una adecuada protección y que viola sistemáticamente sus derechos humanos. En consecuencia, muchas de estas personas se ven obligadas a acceder a Ceuta y Melilla saltando la valla o por vías no seguras que ponen en grave peligro sus vidas.

“La iniciativa de crear unidades de asilo y refugio sólo se podría considerar un paso completo si se garantiza que cualquier persona necesitada de protección pueda llegar a las mismas sea del origen que sea. Nos preocupa que muchas de las personas, fundamentalmente de origen subsahariano, no puedan acceder a estos puestos ya que para ellas es casi imposible porque la gendarmería marroquí les impide el movimiento”, señala Estrella Galán, secretaria general de CEAR. Sin perjuicio de esta iniciativa, es necesario que la Unión Europea y sus estados miembros garanticen que estas personas obtengan protección en un país seguro y no queden atrapadas en países de tránsito como Marruecos.

Asimismo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado exige que las personas que soliciten protección internacional en Ceuta y Melilla “no queden atrapadas en estas ciudades, ya que a pesar de que sus solicitudes son admitidas a trámite, no se les permite acceder libremente a la Península bajo el argumento de que no están en territorio Schengen”, aclara Galán.

En relación a la modificación de la Ley de Extranjería anunciada a finales de octubre que pretende dar cobertura legal a llamadas “devoluciones en caliente”, CEAR pide la retirada urgente de esta iniciativa y recuerda que también es necesario dar acceso a las garantías establecidas en la Ley de Extranjería y en la normativa comunitaria a aquellas personas que llegan al territorio de manera irregular.

Fin de la nota

Para más información: Departamento de Comunicación 91 598 05 35 / 692 636 514

Carta conjunta al Relator Especial de Naciones Unidas sobre los derechos de los migrantes y al Consejo de Europa

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias

Fotografía: Jordi Call

Fotografía: Jordi Call

Las organizaciones firmantes se dirigen a usted para pedirle que, en el ejercicio de su mandato, emita un llamamiento urgente dirigido al Gobierno español a fin de que se retire la modificación propuesta a la normativa española de extranjería que permitiría las devoluciones sumarias desde los enclaves españoles en el norte de África, vulnerando las normas europeas e internacionales de derechos humanos.

El 22 de octubre de 2014 el Grupo Parlamentario Popular presentó una enmienda al Proyecto de Ley Orgánica para la Protección de la Seguridad Ciudadana, que actualmente está debatiéndose en el Congreso, que modificaría la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social. La enmienda propuesta, que adjuntamos a la presente carta, establece lo siguiente:

Disposición Adicional Décima. Régimen Especial de Ceuta y Melilla. Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta y Melilla, intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta serán rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España”.[i]

Estamos hondamente preocupados por que el procedimiento de rechazo en la frontera previsto en la enmienda podría dar lugar a expulsiones sumarias y colectivas de migrantes, impidiendo el acceso a un recurso efectivo. La enmienda permitiría rechazar a las personas en las fronteras de Ceuta y Melilla sin detallar cómo se llevaría a cabo y sin establecer ninguna salvaguardia procesal. La falta de definición clara del proceso de “rechazo” y de garantías de derechos humanos privará a los solicitantes de asilo del procedimiento de asilo en España y podría resultar en refoulement. Asimismo, tanto las personas migrantes como las solicitantes de asilo se podrían ver expuestas al riesgo de ser sometidas a torturas o a un trato cruel, inhumano o degradante en Marruecos.

Debe ponerse de manifiesto que el Gobierno pretende aplicar este procedimiento a personas migrantes y solicitantes de asilo que ya se encuentran en el territorio español, basándose en una aberrante interpretación acerca de dónde comienza el territorio español. El Gobierno español ha afirmado de forma reiterada que el área entre la triple valla de Melilla no es territorio español a fin de justificar continuas devoluciones sumarias desde ese enclave a Marruecos.[ii] El Gobierno ha llegado incluso a afirmar que no se considerará que un inmigrante ha entrado en territorio español en tanto no haya rebasado la “línea policial”.[iii]  La enmienda propuesta, por tanto, consagraría esta interpretación en la ley, al avalar que “la entrada ilegal en España de inmigrantes se entenderá “consumada” en caso de rebasar completamente el sistema perimetral de seguridad”. [iv]

Un Juzgado español ha afirmado que la frontera española empieza en la valla exterior y que todas las zonas entre las vallas están en territorio español. La institución nacional independiente de derechos humanos, el Defensor del Pueblo, se ha pronunciado de este mismo modo.

La enmienda propuesta establecería una serie de excepciones a la normativa doméstica en materia de inmigración aplicable únicamente a Ceuta y Melilla. La Ley Orgánica 4/2000 prohíbe las devoluciones sumarias y garantiza a los migrantes en situación irregular el derecho a asistencia letrada y a un intérprete durante los procesos de expulsión, incluyendo las denegaciones de entrada y las expulsiones que tienen lugar en la frontera después de una entrada irregular, las denominadas por la normativa “devoluciones”.[v] La Ley 12/2009, reguladora del derecho de asilo y protección subsidiaria, garantiza el derecho a todos aquellos “presentes en territorio español” a solicitar protección internacional en España.[vi] El rechazo en frontera propuesto privaría a los migrantes y a los solicitantes de asilo en las fronteras de Ceuta y Melilla de estas salvaguardias legales.

También nos preocupa que la propuesta aumente el riesgo del uso excesivo de la fuerza por los agentes de la Guardia Civil que controlan las fronteras de España en Ceuta y Melilla, puesto que la práctica de expulsiones sumarias impedirá a las personas denunciar las violaciones de derechos humanos que se puedan sufrir en el territorio español.

El Ministerio del Interior anunció el 23 de octubre un protocolo de “actuación integral en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla”. Según un comunicado de prensa hecho público en la página web del Ministerio[vii], dicho protocolo entraría en vigor una vez que la reforma legal sea aprobada por el Parlamento, y permitiría el uso de la fuerza y utilizar material antidisturbios por parte de los agentes a la hora de rechazar a las personas en la frontera. Aunque el protocolo requiere explícitamente que se usen los materiales antidisturbios únicamente en caso de necesidad y de conformidad con el principio de proporcionalidad, estamos preocupadas sin embargo por el uso de estos métodos en las operaciones de control de fronteras.

El 6 de febrero de 2014 al menos quince inmigrantes murieron ahogados en las aguas cercanas a Ceuta después de que la Guardia Civil dispara balas de goma y lanzase gases lacrimógenos en su dirección. En el momento de escribir esta carta, está abierta una investigación judicial por estas trágicas muertes.

Organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos han documentado numerosos episodios durante los cuales los Guardias Civiles españoles han usado una fuerza excesiva al expulsar sumariamente a las personas migrantes a Marruecos o al intentar evitar la entrada de migrantes irregulares a Melilla. Los informes también han documentado el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes tras la expulsión ilegal de los migrantes desde España[viii].

La puesta en marcha de la propuesta dirigida a rechazar a personas constituiría una clara violación del derecho comunitario y de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y del derecho de los refugiados contraídas por España. En concreto, daría lugar a violaciones al derecho al asilo, la prohibición de la tortura, la obligación de non-refoulement (no devolución), el derecho de acceso a un recurso efectivo y la reparación de las víctimas de violaciones de derechos humanos, así como la prohibición de expulsiones colectivas[ix]. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó recientemente a Italia por practicar devoluciones sumarias de Italia a Grecia privando a las personas del acceso al proceso de asilo o de cualquier otro recurso en el puerto de Ancona. En el asunto Sharifi y otros c. Italia y Grecia, el Tribunal concluyó que la expulsión sumaria por parte de Italia a Grecia de cuatro ciudadanos afganos violó sus derechos a no ser sometidos a tratos inhumanos o degradantes, a la protección frente expulsiones colectivas y a un remedio efectivo[x].

Por último, también queremos expresar nuestra preocupación por el procedimiento y el plazo en que ha sido promovida una reforma de tan hondo calado. El Partido Popular en el Gobierno, que tiene mayorías absolutas en ambas cámaras del Parlamento (Congreso y Senado), presentó la enmienda el último día del plazo para enmiendas al Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. La introducción de esta enmienda en esta fase obstaculiza la participación significativa de la sociedad civil en el debate e impide evaluar el impacto de la reforma legislativa en materia de derechos humanos. Nos preocupa que esta ley sea finalmente aprobada en enero de 2015.

Tal y como usted afirmó recientemente en su carta abierta sobre gestión de fronteras en la Unión Europea, “Europa necesita menos represión de la inmigración y más políticas de reducción de daños que tengan como principal preocupación el bienestar de las personas migrantes” y que “los procedimientos de devolución, cuando se facilitan por acuerdos de readmisión, no han establecido las necesarias salvaguardias en materia de derechos humanos”.[xi]

Le estamos urgiendo al Gobierno a retirar la enmienda propuesta. Le pedimos respetuosamente que dirija un llamamiento urgente al Gobierno de España en relación con el procedimiento propuesto de “rechazo en frontera”, recordando a España cuales son sus obligaciones vinculantes de conformidad con el derecho europeo e internacional de los derechos humanos.

No dude en ponerse en contacto con nosotros si necesita información adicional o alguna clarificación.

Atentamente,

Human Rights Watch
Rights International Spain
Alianza por la Solidaridad
Amnistía Internacional
Andalucía Acoge
Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía
Comisión Española de Ayuda al Refugiado
European Council on Refugees and Exiles
Federación de Asociaciones de S.O.S Racismo del Estado español
Fundación Abogacía Española
Jueces para la Democracia
Red Acoge
Fundación PRODEIN (Pro Derechos de la Infancia de Melilla)

[iii] http://politica.elpais.com/politica/2014/02/21/actualidad/1392978609_302648.html
[iv] Ver comunicado de prensa oficial en relación con el Protocolo:http://www.interior.gob.es/es/web/interior/noticias/detalle/-/journal_content/56_INSTANCE_1YSSI3xiWuPH/10180/2687323/?redirect=http%3A%2F%2Fwww.interior.gob.es%2Fes%2Fweb%2Finterior%2Fportada%3Bjsessionid%3D48E0E5F483B0B97D95E2E4AE75CE9A11%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_pNZsk8OxKI0x%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3Dcolumn-2%26p_p_col_pos%3D2%26p_p_col_count%3D4
[v] Ley Orgánica 4/2000, artículo 22, https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2000-544.
[vi] Ley 12/2009, artículo 16.1 (que reconoce el derecho a solicitar protección internacional en España a las personas “presentes en territorio español”), https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2009-17242
[vii] Ver nota (iv), anterior.
[viii] Human Rights Watch report, Abused and Expelled: Ill-treatment of Sub-Saharan African Migrants in Morocco, February 2014, http://www.hrw.org/reports/2014/02/10/abused-and-expelled; Human Rights Watch press release, “Halt Summary Push-backs to Morroco,” August 18, 2014,http://www.hrw.org/news/2014/08/18/spain-halt-summary-pushbacks-morocco; Human Rights Watch press release, “Excessive Use of Force,” October 21, 2014, http://www.hrw.org/news/2014/10/21/spain-excessive-force-melilla; Asimismo, véase Informe de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucia, marzo de 2014, “Derechos Humanos en la Frontera Sur,”http://www.apdha.org/media/frontera_sur_2014_web.pdf; Informe de la Comisión de Observadores de Derechos Humanos (CODH) – Julio de 2014 – “Vulneraciones de Derechos Humanos en la Frontera Sur – Melilla” https://www.dropbox.com/sh/a32x0rz8cwqh1ng/AAANykQ-dnH-TVOKrXypa7d7a/Informe%20CODH%20MelillaDDHH.pdf?dl=0
[ix] Artículos 3 y 13 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, artículo 4 del Protocolo 4 al Convenio; artículos 2.3, 7, 13 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Artículos 16, 25, 31, 32 y 33 de la Convenio de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados; artículos 4, 18, 19 y 47 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Asimismo, ver Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Principios y Directrices Recomendadas sobre Derechos Humanos en Fronteras Internacionales. Véase igualmente Directiva 2008/115/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, relativa a normas y procedimientos comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países en situación irregular, Directiva 2013/32/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre procedimientos comunes para la concesión o la retirada de la protección internacional y Reglamento (CE) nº  562/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006 , por el que se establece un Código comunitario de normas para el cruce de personas por las fronteras (Código de fronteras Schengen).
[x] Tribunal Europeo de Derechos Humanos, asunto Sharifi y otros c. Italia y Grecia, decisión de 21 de octubre de 2014, http://hudoc.echr.coe.int/sites/fra-press/pages/search.aspx?i=003-4910682-6007008#{“itemid”:["003-4910682-6007008 Véase igualmente el comunicade de Amnistía “Sentencia del Tribunal Europeo condena las devoluciones automáticas e indiscriminadas de Italia a Grecia”, 23 de octubre de 2014”http://www.amnesty.eu/en/news/press-releases/council-of-europe/european-court-ruling-condemns-automatic-and-indiscriminate-returns-from-italy-to-greece-0798#.VE_c3kvYNLI (en inglés).

La enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Popular para reformar la Ley de Extranjería es contraria a la normativa europea

Escrito por CEAR el . Posteado en Noticias

Hace apenas unos días Cecilia Malmström, en nombre de la Comisión Europea, y al hilo de la contestación a una pregunta parlamentaria, le recordaba al estado español, que “no debe recurrirse a la fuerza para disuadir del cruce de fronteras no autorizado. Además, la vigilancia de las fronteras debe llevarse a cabo sin perjuicio de los derechos de las personas que soliciten protección internacional, en particular en lo que se refiere al principio de no devolución y al acceso efectivo al procedimiento de asilo”. Estas declaraciones se unían a las del Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, que pedía investigar lo ocurrido el pasado día 15 cuando un joven, tras recibir varios golpes por parte de agentes de la guardia civil, era entregado a las autoridades marroquíes, según los videos aportados por la organización PRODEIN. Estas y otras actuaciones se producen ante la insistencia del gobierno español en devolver a Marruecos a quienes cruzan la frontera sin identificar a estas personas y negándoles el acceso a las garantías y procedimientos establecidos en la ley, una práctica que está siendo objeto de investigación por parte de los tribunales y que han llevado a la imputación del responsable máximo de la Guardia Civil de Melilla.

Pues bien, en claro ejercicio de fraude normativo el grupo parlamentario popular aprovecha las enmiendas al proyecto de Ley Orgánica de Protección de Seguridad Ciudadana proponiendo una Disposición Adicional Décima a la actual Ley 4/200 de Extranjería mediante la cual establece que quienes intenten cruzar la frontera de Ceuta y Melilla sin autorización “…serán rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España”.

Ante esta enmienda, las organizaciones que componemos en España la red Migreurop expresamos las siguientes observaciones:

La manera de querer legitimar una actuación a todas luces irregular es un fraude normativo y una burla al poder legislativo, además de denotar un temor ante las continuas denuncias desde instancias europeas e internacionales.

Aunque el gobierno intente dar cobertura legal a las llamadas devoluciones en caliente no por ello deja de ser una práctica contraria a los estándares mínimos internacionales de protección de los derechos humanos y a la propia normativa europea expresada en la Directiva de Retorno. Varios expertos ya se han pronunciado también sobre su posible inconstitucionalidad.

La redacción de la enmienda no soporta el más mínimo control de rigor normativo y no añade nada nuevo a lo que ya está regulado en la ley y el reglamento respecto al rechazo en frontera que se realiza a través de los procedimientos de devolución y retorno, que precisan de un asesoramiento jurídico, a no ser que se quiera crear en Ceuta y Melilla zonas oscuras al margen de la propia Ley de Extranjería.

Esta propuesta normativa coloca al estado español fuera de las reglas de juego de la política europea y de los tratados internacionales por él ratificados. Para cuando las instancias judiciales corrijan este despropósito será tarde y los daños irreversibles. Por todo ello, pedimos la retirada inmediata de esta enmienda.

Al mismo tiempo, invitamos a Cecilia Malmström y al nuevo comisario europeo de inmigración, en el momento en que estrena su cargo, a pasar de las palabras a los hechos y abrir una investigación sobre la actuación del gobierno español en esta cuestión.

Migreurop/España  A  veintitrés de octubre de 2014

CEAR critica la reforma de la Ley de Extranjería propuesta por el Grupo Parlamentario Popular

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias

Esta reforma impide gravemente el ejercicio del derecho de asilo y supone una vulneración del principio de no devolución

22 de octubre – Ante la noticia, conocida ayer por la mañana, sobre la presentación por parte del Grupo Parlamentario Popular de una enmienda a la Ley de Seguridad Ciudadana a través de la que se plantea una reforma de la Ley de Extranjería, CEAR condena esta actuación que considera un nuevo ataque al derecho de asilo.

La enmienda presentada recoge que las personas inmigrantes que sean detectadas en la línea fronteriza de Ceuta y Melilla “intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta, serán rechazadas al fin de impedir su entrada ilegal en España”. Paloma Favieres, coordinadora del Servicio Jurídico de CEAR, ha declarado: “En el momento en el que las personas que han intentado saltar son devueltas al otro lado de la valla sin ser identificadas, estamos ante una expulsión colectiva y sumaria que vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Además, tal y como ha declarado el Consejo General de la Abogacía, el contenido de esta disposición podría ser inconstitucional”.

Por su parte, Estrella Galán, secretaria general de CEAR, señala que “reformar la Ley de Extranjería a través de la Ley de Seguridad Ciudadana muestra el enfoque puramente securitario de la gestión de fronteras al tiempo que estigmatiza a las personas migrantes como fenómeno violento”. También recuerda que “la mayoría de las personas que llegan a las fronteras de Ceuta y Melilla se ven obligadas a hacerlo porque no existen vías legales y seguras para llegar a territorio y no encuentran otra alternativa para acceder a la protección internacional. Es urgente que el Gobierno abra vías de acceso seguro, facilite las visas humanitarias y la reagrupación familiar “.

Es importante aclarar que la legislación de extranjería no contempla “el rechazo” como figura para impedir la entrada de las personas que llegan de manera irregular y son detectadas en zona fronteriza. La figura recogida en la legislación es la de “la devolución” que implica la identificación de estas personas así como acceso a los procedimientos establecidos. CEAR destaca que no se puede aplicar un régimen especial en Ceuta y Melilla al margen de las garantías establecidas en la misma Ley de Extranjería y en la legislación europea e internacional. Las personas que sean detectadas en la línea fronteriza deben por tanto ser identificadas, tener acceso a los procedimientos establecidos, contar con asistencia letrada y, en su caso, tener la posibilidad de pedir asilo.

Por otro lado, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, ha afirmado esta semana, tras la publicación de imágenes sobre devoluciones ilegales en Melilla, que España está incumpliendo la obligación de facilitar el acceso al procedimiento de protección internacional y el respeto del  principio de no devolución. La Comisaria Europea de Interior, Cecilia Malmström, también ha  recordado que España está obligada a respetar este principio así como el acceso efectivo al procedimiento de asilo.

Fin de la nota

Para más información: Departamento de Comunicación 91 598 05 35 / 692 636 514

‘The land between’, el documental que muestra la violación de derechos humanos en la frontera Sur de Europa

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) junto con el realizador David Fedele presentan el documental ‘The land between’, apoyado por diferentes organizaciones. El trabajo ofrece una mirada íntima de las vidas ocultas y desesperadas de muchas de las personas migrantes y refugiadas de origen subsahariano que, huyendo de la guerra, el hambre y las persecuciones llegan a Marruecos donde quedan atrapadas en las montañas del norte del país esperando su oportunidad para acceder a Europa a través de Ceuta y Melilla.

El realizador David Fedele muestra esta realidad a través de los testimonios recogidos, que relatan el peregrinaje al que la mayoría de estas personas, muchas de ellas susceptibles de recibir protección internacional, se enfrentan al tener que huir de países como Mali o la República Democrática del Congo, la violencia con la que son recibidas por las autoridades marroquíes y españolas, así como las causas que les empujan a arriesgarlo todo, abandonar sus países de origen y sus  familia en busca de la oportunidad de una nueva vida.

Por la defensa de los Derechos Humanos

‘The land between’ se suma a la campaña de CEAR estohayquecortarlo.org en defensa de los Derechos Humanos de las personas refugiadas, que ya ha conseguido reunir 11.000 adhesiones. Porque muchas de las personas que llegan a Ceuta y Melilla se han visto obligadas a elegir entre un ataúd y una maleta, porque tienen que recibir una adecuada protección y porque en el control de fronteras no todo vale.

Muchas de las personas que intentan llegar a España vía Ceuta y Melilla son potenciales refugiadas, personas que huyen de conflictos y persecución y por lo tanto susceptibles de recibir protección internacional”, explica Estrella Galán, secretaria general de CEAR. “Pedimos al Gobierno que garantice el acceso a la protección internacional mediante vías seguras y elimine las dificultades que están impidiendo que estas personas puedan acceder legalmente al procedimiento de asilo, sin verse obligadas a tener que atravesar vallas ni cuchillas, o mediante fórmulas cada vez más peligrosas”.

Por su parte, David Fedele señala: “Es muy emocionante estar colaborando con CEAR, y estoy seguro de que la asociación entre “The land between” y estohayquecortarlo.org presionará al Gobierno español para que revise sus políticas relativas a Ceuta y Melilla y para que ponga en marcha políticas más humanas y dignas en el trato a las personas migrantes y solicitantes de asilo“.

‘The Land Between’ ha recibido varios premios como Mejor Película en el Festival de Lampedusa,  Mejor Película en el Festival of Migrant Film 2014 o el mejor Largometraje en el International Environmental Film Festival. En España hay programadas varias proyecciones, como en el Festival de Cine Invisible de Bilbao, en la Universidad de Barcelona o el Cineuropa en Santiago de Compostela. Además, el documental cuenta con  el respaldo de otras organizaciones de defensa de los derechos humanos, como Migreurop.

Fin de la nota.

Para más información y entrevistas:

CEAR- Área de Comunicación: 91 598 05 35

David Fedele: david@david-fedele.com

Youtube

Canal de CEAR

Twitter

Facebook